Trump vuelve a hacer campaña: «Ya soy inmune al virus»

Compartir en:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, participó ayer por la noche de un acto multitudinario en Florida, primera parada de una larga lista, a una semana de haber recibido el alta hospitalaria por su contagio con coronavirus, y 11 días de haber dado positivo tras el testeo.

Frente a una multitud de seguidores declaró: «Ahora me dicen que soy inmune. Me siento muy poderoso. Voy a meterme ahí en medio del público. Entraré ahí y daré besos a todos entre el público. Besaré hasta a los tipos, y también a las mujeres hermosas… Los besaré a todos. Les daré un beso grande y fuerte». Manifiesta así no sólo que está curado, sino que también es inmune, hecho que fue confirmado por su médico, el doctor Sean Conley, quién afirmo que Trump había dado negativo en las pruebas por “varios días consecutivos”, por lo que no poseería “carga viral”, por lo tanto “infectar a otra gente”.

La cuestión de la inmunidad al Covid-19 aún no está clara, y los expertos desconocen con precisión su duración o el nivel de protección que ofrecen los anticuerpos. Según un estudio divulgado el martes en la revista médica The Lancet Infectious Diseases, un estadounidense se infectó dos veces de covid-19 en un mes y medio de intervalo y la segunda infección fue más grave que la primera, el quinto caso de reinfección registrado hasta ahora en el mundo. Las declaraciones de Donald Trump con respecto a la pandemia del coronavirus y sus repercusiones, así como el cuestionamiento a las directrices de la OMS, vuelven a ser controversiales, teniendo en cuenta que Estados Unidos se acerca a las 215.000 fallecidas por el virus.

Tras 13 días sin mítines, aislado en la Casa Blanca y en el hospital militar de Walter Reed, Donald Trump tuvo su reaparición estelar en Florida, el estado donde está empadronado, que ganó en 2016, y donde las encuestan están a su favor, mejor que en otros lados como Pensilvania (estado en el que Biden hizo campaña con anterioridad) o Wisconsin. El equipo médico de Trump anunció que había dado negativo a covid-19 y que no era contagioso poco antes de su viaje a Florida.

Lo cierto es que el candidato republicano vuelve a la primera línea de la campaña electoral, asegurando que está em “plena forma” a sólo tres semanas de los comicios que lo enfrentará con el demócrata Joe Biden. Florida pertenece a una larga lista de estados a los que Trump tiene ideado visitar con el objetivo de aumentar la intención de votos, que ha estado en caída, intentando repuntan las encuestas que le dan perdedor y reducir la brecha con su adversario.

El demócrata lo aventaja por un margen no tan amplio en Iowa y Carolina del Norte, según RealClearPolitics, pero lidera con mayores ventajas en Florida y Pensilvania, con 3,7 puntos porcentuales y 7,1, respectivamente. Por otro lado, ABC NEWS/ The Washington Post, Biden aventaja por 12 puntos a Trump en la intención de voto nacional. En la codiciada Florida, sin un patrón fijo de voto, un reciente sondeo de la Universidad de Quinnipiac colocó a Biden delante del presidente con 11 puntos de diferencia.

El presidente inicia, por lo tanto, un plan que puede ser determinante para los resultados en las elecciones. Se ha propuesto realizar un mitin por día hasta el 3 de noviembre, día de los comicios. Esta semana visitará Pensilvania, Iowa, Carolina del Norte y Wisconsin.  Aparte de los actos de campaña, el mandatario no ha retomado las actividades pertenecientes a la agenda oficial de la presidencia desde que contrajo el virus a inicios de octubre.

En su regreso al ruedo electoral, Donald Trump, durante su discurso arremetió contra su adversario demócrata para la presidencia alegando “en 47 meses hice más que (Joe) Biden en 47 años, y ahora está impulsando la agenda más a la izquierda que haya existido”, alegando cuestiones relacionadas a la amenaza que representa el candidato demócrata al simpatizar con la “izquierda radical”, percibida como una “pesadilla socialista” a los ojos del republicano.

Fuente: ABC, Telam, El Mundo

Deja una respuesta