Taiwán persigue y expulsa cazas chinos que violaban su espacio aéreo

Compartir en:

La tensión aumenta en el estrecho de Taiwán, luego de que un número no confirmado de cazas Su-30 y J-10 enviados por el régimen chino violaran este miércoles el espacio aéreo de la isla y fueran perseguidos y expulsados por jets de combates enviados por Taipei.

Los aviones de guerra chinos irrumpieron en la zona prohibida por el sudoeste de Taiwán, lo que encendió las alarmas y la inmediata respuesta del gobierno democrático conducido por Tsai Ing-wen. El Ejército Popular de Liberación accionó la irregular misión luego de ejercicios militares realizados por la isla que China no reconoce como independiente y reclama como propia.

Los Su-30 y los J-10 violaron la zona de identificación de defensa aérea (ADIZ, por sus siglas en inglés) luego de disparos de misiles que realizó Taipei, amenazado constantemente por el régimen conducido por Xi Jinping.

“Lo que hicieron los comunistas chinos no solo unilateralmente, sino también seriamente, fue violar la paz y la estabilidad en la región. Por eso condenamos gravemente sus actos”, indicó el Ministerio de Defensa taiwanés mediante un comunicado en el que informó sobre el inusual incidente.

Los cazas del régimen chino se acercaron al área señalada al menos 24 veces entre las 7.07 am y las 9.30 am, según el periódico taiwanés Liberty Times. Dicho medio informó además que la Fuerza Aérea de Taiwán había enviado aviones para vigilar los jets de China y les advirtió por radio que se fueran.

La peligrosa incursión china se produjo después de que el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Chung-shan, financiado por Taiwán, realizara pruebas de misiles entre las 5 am y las 7 am de este miércoles. Para mañana jueves se esperan más test, confirmaron desde el instituto taiwanés.

Medios de comunicación de la isla sospechan que los aviones de combate de Beijing tenían como misión reunir información de inteligencia sobre las pruebas realizadas por el gobierno de Taipei. Sin embargo, el experto en defensa Chieh Chung sospecha que se trató más bien de una demostración de fuerza.

El régimen conducido por Xi Jinping está en una escalada de tensión que no se detiene. No sólo con Taiwán, sino con otros países fronterizos con quienes mantiene litigios e incluso escaramuzas militares, como es el caso de India. El Mar del Sur de China también es una zona conflictiva por la cantidad de islas que reclama Beijing para poder ampliar su área marítima. En ese espacio mantiene disputas con Indonesia, Filipinas, Vietnam y Brunei.

Fuente: AFP / Agencia EFE / Infobae

Deja una respuesta