Compartir en:

Rusia anunció este miércoles la expulsión de tres diplomáticos de Eslovaquia, dos de Lituania y uno de Letonia y otro de Estonia, en respuesta a medidas similares adoptadas por esos países contra personal diplomático ruso en solidaridad con la República Checa por un supuesto caso de espionaje que apunta a Moscú.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia informó que los siete diplomáticos declarados persona non grata deberán abandonar el país en un plazo de siete días.

Rusia se enfrenta a una oleada de expulsiones de sus diplomáticos desde EE.UU. a Europa del este, en algunos casos por escándalos de espionaje y en otros en un gesto de solidaridad con la Casa Blanca y sus socios en la Unión Europea.

«Hay una guerra fría que tiene lugar ahora mismo y parece que así será en los próximos tiempos», dijo a la agencia Efe Fiódor Lukiánov, jefe del Consejo de Política Exterior y de Defensa de Rusia.

Hay que recordar que la misma semana que el Gobierno de EE.UU. anunciaba el pasado 15 de abril la expulsión de diez miembros de la misión diplomática rusa en Washington, entre ellos integrantes de los servicios de Inteligencia entre acusaciones de injerencia a las elecciones y ciberataques; el Gobierno de la República Checa hacía lo propio con 18 funcionarios de la Embajada de Rusia en Praga, acusados de ser agentes de los servicios de inteligencia rusos. 

La respuesta de Moscú, que tacha de infundadas las acusaciones, no se hizo esperar y 20 diplomáticos checos tuvieron que abandonar el país, medida a la que siguieron nuevos anuncios sobre expulsiones recíprocas de ambos países.

A la crisis sin precedentes con la República Checa, le siguieron nuevas expulsiones de diplomáticos rusos de todos los países de Europa del Este miembros de la Unión Europea menos Hungría, Rumanía, Bulgaria, Eslovaquia, Polonia, así como las tres repúblicas bálticas: Letonia, Lituania y Estonia. Se les sumó el martes Ucrania, que declaró persona non grata al cónsul general en la ciudad coste de Odesa (mar Negro) en represalia por una medida similar de Moscú.

Fuente: La Vanguardia / Agencia EFE