Las protestas en Colombia vuelven a las calles a causa del asesinato de un abogado en manos de la policía

Compartir en:

El pasado 7 de septiembre en Bogotá (Colombia), murió el abogado Javier Ordóñez, de tan solo 43 años, quien fue sometido a repetidas descargas eléctricas con una pistola tipo ‘taser’ por parte de dos policías, mientras les suplicaba que se detuvieran. Sumado a esto, fue víctima de varios golpes en el CAI (Comando de Acción Inmediata) de Villa Luz que le causaron nueve fracturas en el cráneo y varios órganos lesionados.

La respuesta de la policía metropolitana ante este suceso fue suspender de la actividad operativa a los uniformados para imponerles actividades administrativas. Sin embargo, esto no fue suficiente para justificar los actos de la policía, lo que desató una ola de protestas por parte de la ciudadanía, provocando daños colaterales y fuertes enfrentamientos entre la población.

Después de varios días de análisis sobre los hechos, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, declaró que la muerte del abogado sí fue responsabilidad de los policías que lo detuvieron. Asimismo, inculpó a la institución por haber disparado en medio de las protestas, lo que dejó 13 muertos y varias personas heridas.

Por otra parte, la Procuraduría de la nación -encargada de investigar a los funcionarios públicos por faltas disciplinarias- citó a audiencia de juicio a los policías implicados en el caso de Javier Ordónez a causa de las graves conductas que estos efectuaron.

Este 21 de septiembre, la ciudadanía convocó un paro nacional para manifestar las inconformidades con el gobierno de Iván Duque, incluyendo el abuso de la autoridad por parte de la Policía Nacional y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), los asesinatos sistemáticos de líderes sociales y ambientales, el fracking, las violaciones a niñas y la corrupción

Fuente: El Tiempo

Deja una respuesta