La UE y el Reino Unido aprueban su acuerdo comercial 

Compartir en:
Los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel, y la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en representación de la Unión Europea han firmado este miércoles el acuerdo comercial alcanzado la pasada semana y que sienta las bases de la relación futura entre los veintisiete estados miembros y Reino Unido.

«El acuerdo que firmamos hoy es el resultado de meses de intensas negociaciones en las que la Unión Europea ha mostrado un nivel de unidad sin precedentes. Es un acuerdo justo y equilibrado que protege plenamente los intereses fundamentales de la UE y crea estabilidad y previsibilidad para ciudadanos y empresas», ha dicho Michel en un comunicado tras la firma.

La firma coincide con el inicio del proceso de ratificación en Londres donde la Cámara de los Comunes votará el texto esta misma tarde. También esta tarde está previsto que el acuerdo de casi 1.300 páginas cruce el Canal de la Mancha para que el primer ministro Boris Johnson estampe su firma y pueda entrar en vigor, de manera provisional, el próximo 1 de enero, tras dar los estados miembros el visto bueno el pasado.

Johnson ha instado a los parlamentarios británicos a «abrir un nuevo capítulo de nuestra historia», en el arranque del debate sobre el acuerdo, que será previsiblemente aprobado por una abrumadora mayoría, según informa Carlos Fresneda. «Esta resolución pondrá fin a la molesta cuestión sobre la relación política del Reino Unido con Europa que ha atormentado nuestra historia desde la posguerra», añadió el líder con conservador.

«Vamos a ser amigos y aliados de la UE», vaticinó Johnson. «Pero vamos a recuperar el control de nuestro destino y de nuestras propias leyes». El premier cuenta de antemano con el respaldo de sus 364 diputados -incluida el ala «dura» del partido- y con el voto favorable anticipado por el líder de la oposición laborista Keir Starmer (que se enfrenta sin embargo a una rebelión interna entre sus 200 diputados). El Partido Nacional Escocés (SNP), el Partido Liberal-Demócrata y el Partido Democrático Unionista (DUP) votarán en contra.

El Parlamento Europeo debe dar aún luz verde al texto al acuerdo. Los líderes de los grupos políticos junto con el presidente de la cámara, David Sassoli, propusieron el pasado lunes ampliar el periodo provisional de aplicación del tratado al menos hasta marzo para dar suficiente margen a las distintas comisiones de la Eurocámara para examinarlo.

Para esto, el Parlamento necesita el visto bueno tanto de la Comisión como del Consejo que de momento, proponen que la ratificación concluya en febrero. Los eurodiputados estarían dispuestos a acelerar el proceso y organizar un pleno extraordinario a finales de mes para poder concluir el proceso de ratificación a tiempo.

El acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido es extraordinario en muchos aspectos. Supone la primera negociación del bloque con un tercer estado, no para acercar posiciones, avanzar en la cooperación, sino para alejarse. La relación con los británicos cambiará significativamente a partir de enero. Aunque el acuerdo permite una relación comercial sin cuotas ni aranceles, al abandonar Reino Unido el mercado único y la unión aduanera, volverán los controles a las fronteras entre ambas zonas económicas. También las restricciones a la libertad de movimiento, las visas de trabajo. Y las consecuencias para ambas economías, en medio de una pandemia que ya ha tenido un impacto brutal, están por ver.

El acuerdo también es extraordinario porque se ha concluido una complejísima negociación que en los mejores casos lleva años, sino décadas, en apenas nueve meses y en plena pandemia. Pero su conclusión al filo del fin del periodo de transición que concluye este mismo 31 de diciembre hace que por primera vez, de manera excepcional y para evitar el caos de un no acuerdo, se aplicará de forma provisional a pesar de no contar aún con el visto bueno del Parlamento Europeo.

El jefe negociador por la Unión Europea, Michel Barnier, ha aprovechado la firma del texto para agradecer la colaboración

y la unidad de todas las instituciones durante la negociación que llevó primero al acuerdo de retirada de Reino Unido de la Unión y después al tratado comercial que hoy es ya oficial. «Cada uno desempeñó su papel en la construcción de la unidad europea», ha dicho Barnier. «Ha sido un largo camino. Ha llegado el momento de dejar atrás el Brexit. Nuestro futuro está hecho en Europa,» ha añadido Von der Leyen.

Fuente: El Mundo; El País Internacional

Deja una respuesta