Compartir en:

Este lunes, en una jornada marcada por nuevos lanzamientos de cohetes desde el enclave palestino hacia suelo israelí, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) realizaron una serie de ataque aéreos contra objetivos del grupo terrorista Hamas. Al menos 24 palestinos, entre ellos nueve niños, murieron.

“Después de que los terroristas de Gaza lanzaran una andanada de cohetes contra el centro y el sur de Israel en las últimas horas, acabamos de atacar a tres terroristas de Hamas en Gaza. Responsabilizamos al grupo terrorista palestino Hamas de esta grave agresión contra nosotros”, señaló la FDI en sus redes sociales.

El Ejército comenzó una serie de ataques en represalia a los recientes lanzamientos de cohetes desde Gaza. “Hemos comenzado a atacar objetivos militares en Gaza”, dijo el portavoz de las FDI, Jonathan Conricus, a la prensa local, después de que el grupo terrorista palestino lanzara una serie de proyectiles hacia Israel, incluida Jerusalén.

Los terroristas de Hamas, que mantienen el control de la Franja de Gaza, habían amenazado a Israel si sus fuerzas no se retiraban de la Explanada de las Mezquitas, un lugar ultrasensible entre palestinos e israelíes en el centro de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

El lanzamiento masivo de misiles por parte de Hamas se trató de una aparente respuesta del grupo militante a los más de 300 palestinos que han resultado heridos en los enfrentamientos con las fuerzas israelíes frente a la mezquita de Al-Aqsa, donde protestan contra un nuevo intento de desalojo de familias palestinas en Jerusalén Este.

El fallo de una corte este año que respaldaba la construcción de nuevos asentamientos judíos desató la ira de los palestinos y la audiencia del Tribunal Supremo de Israel programada para este lunes con el fin de escuchar las apelaciones fue finalmente pospuesta debido a los choques violentos.

La situación que se vive en la zona llamó la atención de líderes mundiales, al tiempo que en algunos países se produjeron manifestaciones en contra de la actuación del Ejército israelí. 

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, instó en una declaración a que tanto Israel como los palestinos reduzcan las tensiones y los enfrentamientos en Jerusalén. Adicionalmente, pidió a Hamas suspender los lanzamientos de cohetes contra el territorio israelí. 

“Todas las partes deben desescalar, reducir las tensiones y tomar medidas prácticas para calmar las cosas”, señaló Blinken durante una reunión que sostuvo con Ayman Safadi, ministro de Relaciones Exteriores de Jordania. En el país mientras tanto más de 1.500 personas se manifestaron este lunes para pedir la “expulsión” del embajador israelí.

Por su parte, un comunicado emitido por la oficina del portavoz del jefe de Política Exterior de la Unión Europea (cargo que ejerce el español Josep Borrell) calificó como “inaceptable” el lanzamiento de cohetes desde Gaza contra la población de Israel y llamó a que “debe detenerse de inmediato”. 

Ante el aumento de la violencia, el Consejo de Seguridad de la ONU, a petición de Túnez, deberá reunirse para abordar la situación en Jerusalén Este.

Fuente: AFP / France 24 / Infobae