En Francia 76 mezquitas serán investigadas por posible radicalización islámica

Compartir en:

El ministro francés del Interior Gérald Darmanin ha anunciado este miércoles que en los próximos días se controlarán 76 mezquitas del país sospechosas de radicalización islámica, y «si hay que cerrarlas, se hará».

«Según mis instrucciones, los servicios del Estado van a lanzar una acción masiva e inédita contra el separatismo», ha inficado el ministro en su cuenta de Twitter. Se trata de 16 templos que se encuentran en la región de París y otros 60 en el resto del país.

El ministro ha hecho hincapié en que esas 76 mezquitas suponen una ínfima parte de las 2.600 que hay en el país, pero también en que «hay que cerrar los centros de culto radicalizados».

Las sospechas se refieren en algunos casos a las actitudes o los discursos de los imanes que predican allí, al origen de su financiación, a la presencia de escuelas que ofrecen una formación integrista o de personas a las que los servicios secretos vigilan por apología del terrorismo.

El anuncio se produce un día antes de que el Consejo de Ministros presente el plan de refuerzo de la lucha contra el yihadismo que incluye la supervisión de los lugares de radicalización en el país.

Además, Darmanin ha afirmado en una entrevista con la emisora de radio RTL que su país ha expulsado a 66 de los 231 extranjeros en situación irregular que sus servicios tienen identificados como islamistas radicales. «Una cincuentena» más están en centros de retención administrativa en espera de que se pueda llevar a cabo su expulsión y «una treintena» en arresto domiciliario.

En cuanto al resto, una parte han presentado recursos ante el Consejo de Estado o los tribunales administrativos y hay que esperar a que esas instancias se pronuncien y algunos han podido volver por propia iniciativa a sus países de origen.

El ministro ha explicado que las expulsiones en este momento se ven dificultadas por el cierre del espacio aéreo con muchos países y por las restricciones de viajes a causa de la epidemia de Covid.

En octubre había dado instrucciones a los prefectos (delegados del Gobierno) para sacar del país a esas personas en octubre en plena polémica por la implicación de extranjeros radicalizados en los atentados yihadistas que han sacudido Francia este otoño.

Fuente: El Mundo España

Deja una respuesta