Biden ha elegido a Antony Blinken como secretario de Estado

Compartir en:

Blinken es un confidente de Biden desde hace mucho tiempo, se desempeñó como el número dos en el Departamento de Estado y como asesor adjunto de seguridad nacional en la administración del presidente Barack Obama, en la que Biden se desempeñó como vicepresidente.

Su gran desafio en política exterior, sin embargo, será China, la potencia que desafía el liderazgo económico y militar de EE.UU. Trump ha combatido al gigante asiático en disputas sobre tratados comerciales y en sus ambiciones geoestratégicas en el Pacífico.

Propensión al intervencionismo: Blinken ha defendido que EE.UU. debe regresar al «liderazgo por la diplomacia» y en una conferencia del verano pasado en el Hudson Institute, defendió que esa será la estrategia para imponerse sobre China: forjar alianzas multilaterales con otros países para controlar las ambiciones de su rival.

Trump y su secretario de Estado, Mike Pompeo, han defendido la necesidad de sacar a EE.UU. de guerras costosas y una de las últimas decisiones en política exterior del presidente será el avance en la retirada de tropas de Afganistán. Blinken, sin embargo, tiene un historial de ser más propenso al intervencionismo: él era asesor de Biden cuando el entonces senador votó a favor de la guerra de Irak, una de las decisiones que ahora califica como de un error.

Larga colaboración
Blinken colabora de cerca con Biden desde los tiempos en los que el ahora presidente electo estaba al frente del Comité de Asuntos Exteriores del Senado. Después, fue su asesor de seguridad nacional como vicepresidente de EE.UU. y acabó siendo nombrado vicesecretario de Estado por Barack Obama.

Biden dijo después de ganar las elecciones del pasado 3 de noviembre que empezaría a dar a conocer los nombres de su Gabinete en la semana del día de Acción de Gracias, que se celebra este jueves.

Además de Blinken, se espera que Biden nombre a Jake Sullivan como asesor de seguridad nacional, según publicó «Bloomberg», y a Linda Thomas-Greenfield como embajadora de EE.UU. en la ONU, según adelantó «Axios». Todos tuvieron altos cargos en la Administración Obama y sus nombramientos indican un retorno a la diplomacia de los ocho años previos a la Administración Trump.

Fuente: ABC, Reuters.

Deja una respuesta