Armenia y Azerbaiyán acordaron un alto el fuego en Nagorno-Karabaj

Compartir en:

Armenia y Azerbaiyán acordaron un alto al fuego “por motivos humanitarios” en la región de Nagorno Karabaj mientras comienzan “importantes negociaciones”, anunció en la madrugada del sábado (hora local) el ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergei Lavrov.

El anuncio tiene lugar 10 horas después de que los gobiernos de ambos países comenzaran una ronda de negociaciones en Moscú, impulsadas por el presidente ruso Vladimir Putin y apoyadas por los Estados Unidos y Francia. Los tres países son copresidentes del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)», que media en el conflicto desde 1992.

En un contacto posterior con la prensa, Lavrov indicó que “Armenia y Azerbaiyán comenzarán importantes negociaciones con el propósito de lograr un acuerdo pacífico lo antes posible”. Las negociaciones contarán con la mediación de todos los miembros del Grupo de Minsk.

Ereván ya había anticipado su voluntad de reanudar el proceso de paz. Lo hizo a través de su primer ministro, Nikol Pashinian, quien dijo el viernes que Armenia es “fiel al principio del arreglo pacífico del conflicto en Nagorno Karabaj”.

El mandatario había hecho referencia a la situación humanitaria de la región, diciendo que “ciudades y aldeas están siendo expuestas constantemente a ataques de artillería y proyectiles”. La capital del enclave, Stepanakert, está “especialmente afectada”, añadió Pashinián, quien además volvió a acusar a Turquía de participar del lado azerbaiyano en el conflicto.

Ankara ha sido fuertemente criticada por la comunidad internacional por su rol en el conflicto, especialmente luego de que tomara estado público el envío de mercenarios sirios a la región para sumarse a la facción azerí. Pashinian también aseguró que las acciones militares de Azerbaiyán están siendo “dirigidas por militarse turcos».

Las agresiones que han tenido lugar durante estos 12 días se han cobrado la vida de decenas de civiles y soldados y ya es más grave que la guerra de los Cuatro Días de 2016.

Azerbaiyán sostiene que la solución al conflicto con Armenia pasa necesariamente por la liberación de los territorios ocupados, demanda que ha sido respaldada por varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Armenia apoya el derecho a la autodeterminación de Nagorno Karabaj y aboga por la participación de los representantes del territorio separatista en las negociaciones sobre el arreglo del conflicto.

Fuente: Infobae / Agencia EFE / Reuters

Deja una respuesta