AMLO: Organismos internacionales ya no dictan la política económica del país

Compartir en:

Tras la recomendación del Fondo Monetario Internacional (FMI) de vender activos no estratégicos de Pemex y posponer la construcción de la refinería Dos Bocas, el presidente Andrés Manuel López Obrador llamó al organismo multilateral a que respete la soberanía del país, pues ya “no son los organismos financieros internacionales los que dictan la política económica en México, como era antes”.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario expresó que antes “se firmaban hasta cartas de intención con el Fondo y ellos decían que tenía que hacer México en materia económica. ¿Y saben qué recomendaban? Privatizar, aumentar el precio de las gasolinas, de la energía eléctrica”, afirmó.

De acuerdo con el organismo multilateral, Petróleos Mexicanos (Pemex) debería vender sus activos no básicos, aquellos que no son necesarios para las operaciones comerciales de ésta, y enfocarse sólo en campos rentables, con el fin de mejorar el funcionamiento financiero de la empresa productiva del Estado.

López Obrador dijo respetar mucho las recomendaciones del FMI y que nunca estará en su contra o enfrentándolo, por lo que “no les vamos a dar ninguna recomendación a ellos porque va a estar muy difícil que nos hagan caso, entonces lo único que les pedimos es que nos respeten, que somos libres y soberanos”, añadió.

Sin embargo, el presidente no dejó pasar la ocasión para pedirle al FMI que procure darle crédito a los gobiernos que lo solicitan a tasa cero, para que “ya dejen de estar rescatando a las grandes corporaciones y rescaten a los pueblos, en fin, que dejen de estar solapando a gobiernos corruptos; pero bueno, es mejor respetarnos, nada más que sepan que ya son otros tiempos”, enfatizó desde Palacio Nacional.

En su reporte para México, el FMI indicó que la reversión de las reformas estructurales y la cancelación de grandes inversiones han agregado incertidumbre para los negocios.

Observaciones no son imposición

Para el el Jefe de Research para América Latina en Barclays, Marco Oviedo, “las observaciones del FMI a México deben leerse como sugerencias para apuntalar la situación fiscal, financiera y ecénómica del país. Y en ese marco el gobierno está en su derecho de rechazarla o aceptarla”, explicó.

“México no tiene ningún crédito financiero con el organismo y por tanto sus observaciones no generan imposición alguna. México no es el primer gobierno que se opone a sus recomendaciones y el mercado entiende que no hay obligación de cumplirlas ni impacto en rechazarlas”, argumentó desde Nueva York.

Las recomendaciones para diferir la construcción de la refinería Dos Bocas mientras se recapitaliza Pemex y para impulsar mecanismos para fortalecer los ingresos tributarios, ni son nuevas por parte del Fondo, ni son imposiciones vinculadas a financiamiento alguno, subrayó.

 

Fuente: El Economista

Deja una respuesta