Compartir en:

Así lo expresó el Ministro de Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, quien afirma que detrás del COVID-19 hay un plan para instaurar el comunismo. 

En una entrada en su blog personal, el canciller hace una detallada reseña del libro ‘Pandemic’, del filósofo esvoleno Slavoj Zizek, en el que según él se devela «el proyecto de usar la pandemia para instaurar el comunismo, el mundo sin naciones ni libertad, un sistema hecho para vigilar y castigar».

“Transferir poderes nacionales a la Organización Mundial de la Salud (OMS) bajo el pretexto (¡jamás comprobado!) de que un organismo internacional centralizado es más eficiente para lidiar con los problemas que los países actuando individualmente es apenas el primer paso en la construcción de la solidaridad comunista planetaria», dice el canciller, que cree que lo que está ocurriendo en el mundo lleva planeándose desde hace 30 años.

En su opinión, el comunismo no desapareció con la caída del muro de Berlín, sino que se dotó de nuevos instrumentos. «El globalismo es el nuevo camino del comunismo», escribe el jefe de la diplomacia brasileña, un término que suele usar de forma despectiva para referirse a la globalización, porque difumina el Estado-nación.

De paso, el canciller no pierde la oportunidad para tensar la relación con China, el principal socio comercial de Brasil. Asegura que en Wuhan, una ciudad «desierta, sin empleo, sin vida, donde cada uno es prisionero en su cubículo (…) está la configuración perfecta de la paz y la emancipación comunista».

Ya en el año 2017 había escrito un artículo en el que manifestaba que Trump era el único capaz de salvar a la civilización occidental del islamismo radical y del «marxismo cultural globalista», cuando se encontraba dirigiendo el Departamento de EEUU, Canadá y Asuntos Interamericanos del ministerio de Relaciones Exteriores. 

Fuente: El Mundo

Deja una respuesta