Compartir en:

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que decidió suspender la contribución de su país a la OMS, debido a su «mala gestión» de la epidemia del nuevo coronavirus. Según Trump, la OMS impidió la transparencia informativa sobre el brote de coronavirus y Estados Unidos, su mayor financista (aportó USD 400 millones el año pasado) ahora “discutirá qué hacer con todo ese dinero que va a la OMS”.

Se estima que la contribución de Estados Unidos a la OMS está algo por debajo del 15% de la financiación del ente.

«Hoy ordeno a mi gobierno la suspensión del financiamiento de la Organización Mundial de la Salud, mientras se lleva a cabo un estudio para examinar el rol de la OMS en la mala gestión y el encubrimiento de la propagación del coronavirus», declaró Trump en rueda de prensa.

El mandatario dijo que la organización no cumplió con su “obligación fundamental” y debe rendir cuentas. Sin embargo, señaló que Estados Unidos continuará participando con la OMS en la búsqueda de lo que él llama reformas significativas.

Por su parte, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, ni bien enterado de la situación afirmó que “no es el momento de reducir el financiamiento de las operaciones de la Organización Mundial de la Salud o de cualquier otra institución humanitaria que combate el virus”. 

“Mi convicción es que la Organización Mundial de la Salud debe ser apoyada porque es absolutamente esencial en los esfuerzos del mundo para ganar la guerra contra la COVID-19”, añadió Antonio Guterres, señalando sin embargo que habrá tiempo después para estudiar “cómo reaccionaron todos aquellos implicados en la crisis”. 

La Organización Mundial de la Salud ha quedado en el ojo de la tormenta por el manejo de la situación y por su reacción tardía, y distintos actores son los que la han acusado de ocultar información para no perjudicar su relación con China. 

El caso más conocido, y que ahora reavivó el escándalo, es el de Taiwán, que venía informándole al organismo desde finales de diciembre sobre “una neumonía atípica” altamente contagiosa en la ciudad china de Wuhan, hecho que la misma OMS negó. Cabe recordar que Taiwán no es miembro del organismo por presiones de China.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta