Compartir en:

Contextualización:

Tras la guerra civil china, en 1949 el régimen de la República de China derrotado por las fuerzas comunistas se trasladó a la isla de Taiwán. Cuando los comunistas fundaron la República Popular China, los nacionalistas se negaron a reconocerla generando un conflicto de reconocimientos que continua hasta el día de hoy.

En un principio el reconocimiento de la comunidad internacional fue dirigido especialmente a la República de China, sin embargo, con el paso del tiempo el reconocimiento de Taipéi se fue atenuando, hasta que el 25 de octubre de 1971 ingreso Beijing a las Naciones Unidas por medio de la Resolución 2750 de la Asamblea General de dicha organización, la cual obtuvo 76 votos a favor, 35 en contra, 17 abstenciones y 3 ausencias (entre los que se encontraba la República de China). Por consiguiente, La República de China fue expulsada de dicha organización.

Tras el ingreso de la República Popular China a la ONU, muchos Países comenzaron a reconocerla, dejando de lado a la República de China, situación que con los años se fue acentuando debido a la influencia y el poder de la China continental. Por otro lado, reconocer y negociar con la China continental, ofrecía y ofrece, el poder acceder a un gran mercado que cuenta con más de mil millones de personas.

Al día de hoy, la República de China solo es reconocida por 15 Estados miembros de las Naciones Unidas. Entre ellos se encuentra Paraguay, único país de América del Sur que aún reconoce a Taipéi.

Paraguay y Taiwan: ¿Amistad o billetera?

Paraguay y Taiwán establecieron relaciones diplomáticas en 1957. La relación entre ambos países fue muy buena mientras duró el gobierno del dictador Alfredo Stroessner (entre 1954 y 1989) el cual se mostraba sumamente comprometido en colaborar con Taipéi por cuestiones ideológicas y de esta forma impedir el avance del comunismo.

Tras el derrocamiento de Stroessner, el gobierno de Beijing intentó seducir a Paraguay para que este le brinde su reconocimiento, sin embargo, gracias a las labores diplomáticas de los embajadores de la República de China, Paraguay se mantuvo firme ante las tentaciones de la República Popular.

Al día de hoy Paraguay recibe apoyo de Taiwán en materia académica, tanto técnica como profesional, donde el Estado asiático brinda cientos de becas completas en diversas áreas.

Por otro lado, una de las estrategias que ha tenido Taipéi para frenar el avance del gigante asiático, ha sido la financiación de obras mediante el fondo de desarrollo y cooperación internacional de China, conocido como TAIWÁN ICDF, el cual fue fundado en 1996.

Este fondo busca inyectar dinero para el desarrollo socioeconómico a lo largo del mundo, brindando apoyo económico, tecnológico y humanitario ante desastres naturales y organización que le sirve a la República de China para llevar a cabo una política exterior de “chequera” en la cual intenta brindar apoyo económico a cambio de reconocimiento.

Pese a los intentos por parte de Taipéi para mantener el reconocimiento de Paraguay, en los últimos años la tentación de los guaraníes por dejarlos de lado ha ido aumentando con la idea de acceder al gran mercado de la China continental, un mercado de 1.339.000.000 personas con un PBI bruto de U$S 14,21 billones. Sin lugar a dudas es un gran mercado para acceder en comparación con el de la República de China el cual cuenta con una población de 23.570.000 personas y un PBI de 601.43 millones (el cual no es nada despreciable, ya que se encuentra en el puesto numero 21 de la lista del FMI).

Las dudas de Asunción sobre seguir reconociendo a Taipéi, se debe en parte al déficit en la balanza comercial bilateral con Taiwán y a las bajas cantidades de recursos que Taipéi le compra a Paraguay en comparación con el potencial que Beijing le podría ofrecer, quien se sabe, sale a comprar grandes cantidades de commodities como la soja y la carne, productos que se encuentran entre las principales exportaciones de Paraguay.

“El producto cárnico paraguayo también se ve afectado por la imposibilidad de acceder al mercado chino. Tras la peste porcina africana, los países del Mercosur, excepto Paraguay, aumentaron su provisión de este bien a China. En efecto, datos de la Asociación de Productores de Carne (APC) revelan que el 75% de las exportaciones de Argentina fueron a China, el 65% del producto uruguayo también al mismo destino, así como el 45% de la carne brasileña; mientras que Paraguay fue el único país que reportó una caída en su volumen exportado, vendiendo incluso por debajo del costo” ABC, China y/o Taiwán: desafío del equilibrio comercial y la expansión del mercado. 20/10/19

Pese al déficit comercial que Paraguay percibió, en 2019 el gobierno de Taipéi se comprometió a duplicar el volumen del comercio.

Los productos que Paraguay exporta a Taiwán son: carne bovina congelada en un 92,4%, carne bovina fresca, semillas y frutos, sorgo, cueros y pieles, madera, chatarra, azúcar, jugos de frutas, agua mineral, aparatos de radiodifusión o televisiones. En materia de importaciones, Taiwán solo representa el 0,29% de estas, mientras que la china continental representa un 23,4%. (Esto se puede chequear en el siguiente link:  https://oec.world/es/profile/country/pry/?compareEciSelector=compareBy3 )

Durante el 2020, Taiwán dono a Paraguay insumos médicos los cuales superaban el valor de U$S 3,5 millones para contener el avance del Covid-19, además son recurrentes las donaciones de equipos militares desde el país asiático al país americano, de hecho, en 2019 Taipéi dono 30 vehículos militares multipropósito (Humvee) y dos helicópteros UH-1H.

Al día de hoy solo hay cuatro Países latinoamericanos que reconocen a Taiwán, Paraguay es el único sudamericano. En el siguiente video hablamos sobre Paraguay y los tres países latinoamericanos restantes: